BIENVENIDO A LA RUTA DEL RIO GRANDE DE LA MAGDALENA

Esta fracción del rio Magdalena evoca el territorio de la obra de Gabriel García Márquez, El amor en los tiempos del cólera. Recorre el curso bajo del río entre los departamentos de Bolívar, Magdalena y Atlántico, en un trayecto navegable hasta las Bocas de Ceniza.  Desde su nacimiento en la Laguna de la Magdalena al sur del país y en su travesía hasta conquistar el mar Caribe, el Río Grande de la Magdalena renace para los colombianos con la certidumbre de sembrar en sus corazones el deseo de recorrer sus aguas y recordar palmo a palmo las odiseas de los pioneros que creyeron encontrar en su cauce la esperanza de un futuro mejor.

Descubre el lugar donde el “Río Grande” entrega sus aguas al mar caribe. Explora en este destino la principal desembocadura de la arteria fluvial más importante de Colombia. Allí se construyó una obra de ingeniería con tajamares que estrechan la boca del río Magdalena para que la fuerza y la velocidad de la corriente muevan los sedimentos y permitan la navegación.
En este punto estratégico del río Magdalena se desvía su corriente para formar el canal del dique, importante obra de la ingeniería colonial que servía como epicentro de actividades comerciales.
Recorre este rico territorio ganadero del Departamento de Bolívar, en el que explorarás esta zona de ciénagas, importante conexión fluvial que desde el puerto de Yatí hasta la “bodega”, en el idílico recorrido del ruidoso ferry, permite desviar por los brazos que la corriente principal ofrece en todas direcciones hacia sus alrededores.
Rememora la leyenda del hombre caimán que refleja el espíritu anfibio de sus pobladores y su construye un escenario folclórico musical de grata recordación para todos los colombianos
Albarrada de Mompox Recorre la ribera del río Magdalena a lo largo de sus calles adoquinadas disfrutando de la brisa y conociendo la arquitectura tradicional momposina.