Las aguas torrentosas y la naturaleza frondosa se convierten en una oportunidad para practicar canotaje, torrentismo, parapente, rappel y bungee jumping, entre otras actividades y deportes extremos.