Un paisaje surrealista conformado por una vegetación profunda y piedras enormes, agujereadas por la fuerza de la corriente, que disfrazan el cauce del río.