Una caída de 8 metros de agua, senderos y puentes ecológicos conforman un paisaje en el que los visitantes estarán inmersos junto a la fauna y flora llanera.