Con 360 metros de altura, es el monte más alto de Providencia. Desde allí podrás apreciar toda la isla, los cayos, los arrecifes y contar los diferentes tonos del espectacular mar.