En marzo, vive el homenaje a los compositores y músicos vallenatos en la cuna de la leyenda en la que Francisco Moscote vence al diablo con su acordeón en un duelo musical.