Este lugar de indudable belleza escénica, con una extensión de 120 mil hectáreas marinas, así como praderas de pastos marinos y bosques de manglar, es ideal para practicar buceo y careteo.