[rev_slider_vc alias=”slider-gallineral” enable_paspartu=”no”]

Heliconias, ceibas y musgos son algunas de las cerca de cien especies vegetales que adornan esta isla formada por dos brazos de la quebrada Curití, antes de su desembocadura en el río Fonce. Allí se levanta un monumento a Jorge Villamil, autor del pasillo ‘Si pasas por San Gil’.