Visita uno de los edificios mejor conservados en San Andrés para conocer su papel protagónico en la formación de la identidad isleña. Aprovecha para participar de tradiciones religiosas mientras disfrutas de una de las mejores vistas del Mar de siete colores.