Hábitat de la palma de cera –árbol nacional y especie única que crece en ecosistemas de bosque nuboso– donde se pueden realizar caminatas, cabalgatas y pesca deportiva. No olvides terminar tu recorrido con una deliciosa trucha.